6.8.05

El Palacio Imperial

En medio de una de las urbes con menos parques por habitante del mundo, Tokio, oculto en un horizonte de rascacielos y torres empresariales cubiertas de luces y publicidad, a 10 minutos andando de la estacion de trenes principal de la ciudad, existe un palacio entre preciosos jardines y lagos, rodeado de unas enormes murallas de piedra y un foso protector. Es el Palacio Imperial de Tokio.



Construido originariamente para albergar al shogunado en Edo (antiguo nómbre de Tokio), aunque la capital oficial fuera Kioto y reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial es la residencia de la familia imperial, que se asoma a sus balcones el día 1 de cada año y en el cumpleaños del Emperador. Durante el resto del año permanecen cerrados los jardines más cercanos al castillo, aunque la mayor parte de los parques están abiertos al publico durante el resto del año.

Etiquetas:

3 comentario(s):

No estaba seguro de si el Palacio Imperial era también otra recostrucción. Al menos espero que esté hecha apropiadamente porque por lo que he leído acerca de algunos de los castillos con más fama, como el de Osaka, bastantes han sido reconstruidos o acondicionados pero sin respetar los modos originales de construcción, con lo que han hecho pastiches modernos por dentro que roban todo el espíritu "romántico" de estos lugares (lo mismo que hará poco más de diez años dieron un horrendo enfoscado con cemento a la fortaleza de Enrique el Navegante en el Cabo de Sagres, en Portugal, que la jodió estéticamente del todo).

Por Blogger Illuminatus, a las 5:39 p. m.  

Es posible que lo hayan modernizado, por lo menos la parte donde vive el emperador.

La parte abierta al público, supongo que seguirá más o menos fiel al diseño original (quitando los puestos de souvenirs y eso...)

Por Blogger edo_twins, a las 1:10 p. m.  

La verdad es que no hay nada abierto al publico, solamente te dejan ir a la explanada que hay enfrente y verlo desde fuera.
Tampoco hay puestos de souvenirs, en el resto de templos si que hay pero aqui no.
Una curiosidad: los encargados de limpiar y cuidar los jardines del palacio imperial son voluntarios, incluso hay una lista de espera de una año..., antes les pagaban un paquete de tabaco y ahora como se han modernizado pueden elegir entre un paquete de tabaco o una caja de galletas.
A ver, voluntarios para limpiarle la casa al principito.....

Por Anonymous noriko, a las 7:39 a. m.  

Escribe un comentario

<< Página principal