8.7.05

Sumo y sigo

Antes de conocer el deporte llamado sumo, uno tiene la impresión (por los resúmenes habituales televisados, las revistas etc...), de que es algo así como la lucha greco romana versión acolchada, pero esto esta bastante lejos de la realidad.

La verdad es que en los combates lo más probable es que te quedes durmiendo con todos los rituales que vienen primero, para perderte los escasos segundos que suele durar la batalla. Esto no pasa, claro esta, en las competiciones de los rangos más modestos (bien mirado cualquier cosa es modesta comparada con un YOKOZUNA) donde los combates se suceden rápidamente y los luchadores se esfuerzan por subir algun grado en sus escuelas, donde les espera hacerse cargo de la comida,o de limpiar los mawasi (ese tapa-lo-que-dejan-ver-los-michelines) de sus superiores.

Pirámide sumo
No me gustaría ser el de abajo (ni el de atrás...)

Lo que esta claro, es que hay mucho que explicar para cualquier cosa en el sumo si quieres llegar a entender sus tradiciones, cosa que no llegan a hacer muchos aficionados japoneses aunque admiren con entusiasmo y devoción al campeón del momento, al que pagan millonariamente por hacer anuncios de colonia o refrescos cual Beckham entradito en carnes.


Algún dia explicaré todo el proceso que lleva un combate de último rango, pero por ahora baste decir que no creo que se convierta en deporte olimpíco... por el momento.

Etiquetas:

1 comentario(s):

Es cierto, si uno no comprende los rituales del sumo, es muy probable que se aburra muchísimo con ello. Lo poco que sé es que todo está relacionado, como originalmente los deportes en Grecia, con respeto a los dioses Shintô y eso, una extensión de las ceremonias religiosas, vaya.

Por Blogger Illuminatus, a las 4:00 p. m.  

Escribe un comentario

<< Página principal