3.5.06

Huevos negros

Al este de Tokio, en el parque natural de Hakone, está el volcán Owakudani; un lugar lleno de fumarolas sulfurosas y turistas sulfatados.

Allí existe una tradición consistente en poner huevos a cocer en los barros termales del lugar para comérselos en el momento, y es que resulta que al cocerlos la cáscara se pone totalmente negra. Son conocidos como kuroi tamago y se pueden adquirir en las tiendas de los alrededores.

Como resultado lo de siempre: miles de turistas a la semana comiendo huevos negros incluidos en el paquete turístico y todo el volcán lleno de cascarillas negras (y ay de ti como pidas un poco de sal).


Kuroi Tamago
Aquí tenemos a Pedro, nuestro corresponsal, en plena degustación.

Etiquetas:

4 comentario(s):

Nada más normal, es cosa de las emisiones de sulfuro de hidrógeno de los volcanes, entre otras cosas, que reaccionan con el calcio y otros componentes de la cobertura. Pero tiene gracia como costumbre eso de subirse de camping a un volcán.

Por Blogger Illuminatus, a las 5:21 p. m.  

Gracias por la aclaración ;)

Por Blogger edo_twins, a las 10:35 p. m.  

Lo que pasa es que tienes que comprar como minimo media docena y acabas hasta los h. de los h. negros, encima no venden cerveza para tragarselos mejor, na mas que agua.

Por Anonymous PEDRO, a las 4:24 p. m.  

Vamos a montar un puesto con el eslogan: "¡Huevos fresquísimos recien traidos de un volcán japonés!".

Por Blogger edo_twins, a las 5:43 p. m.  

Escribe un comentario

<< Página principal